fbpx

En comunicación y en el periodismo, agosto siempre ha sido un mes raro porque la escasez de noticias hace aflorar un sinfín de no-noticias o extraños sucesos que, sin venir a cuento, terminan en portadas o publicadas en los medios para llenar huecos…

Así es como hemos llegado a la tribuna de opinión que hoy nos ocupa, firmada por un catedrático de la universidad de Murcia, cuyo contenido hemos visto replicado hasta en una veintena de medios, algunos de ellos blogs, plataformas de redifusión y agregadores de noticias, y que lleva por título “la homeopatía es un fraude”.

No hay que tener mucha experiencia en comunicación para saber que, semejante “espontaneidad” mediática, concentrada en una semana en mitad de agosto y en medios tan dispares, no es casual. Nuestras sospechas fueron confirmadas cuando, intentado hablar con algunos de esos medios para ofrecerles información contrastada y basada en evidencias científicas, recordemos que se trata de un artículo de opinión y las opiniones son libres pero también subjetivas, nos aclararon que no era posible publicar nada al margen de un acuerdo comercial.

Es por ello que, en nuestro compromiso con una salud sin bulos y la comunicación científica y contrastada¸ hemos decidido desde la ANH hacer pública la carta que amablemente hemos remitido a esa veintena de medios de comunicación.

En ella queremos mostrar nuestro respeto por los argumentos y opiniones del autor de la columna que, no obstante, incurre en errores y falsedades como el titular que la encabeza que busca llamar la atención a costa de faltar a la verdad.

Así pues, con la literatura científica disponible en la mano:

La homeopatía NO es un fraude. Es un medicamento LEGAL con utilidad REAL:

  • La investigación fundamental ha demostrado sus efectos biológicos específicos
  • Existen miles de artículos científicos sobre su utilidad
  • Su efecto va más allá del placebo según los ensayos realizados
  • Es medicamento según la legislación europea y española


CARTA ABIERTA:

Nos ponemos en contacto con usted desde la Asamblea Nacional de Homeopatía que engloba a las principales asociaciones profesionales médicas, farmacéuticas y veterinarias especializadas en homeopatía de nuestro país.

Hemos leído el artículo de opinión “La homeopatía es un fraude”, publicado el pasado día 13 y queremos trasladarle nuestro malestar por esta afirmación con la que nos sentimos insultados ya que, más allá de opiniones personales, la homeopatía es una terapéutica, una parte de la medicina, y así está reconocida por organismos internacionales. En ningún caso se puede considerar una estafa como se afirma en el artículo.

La propia Organización Mundial de la Salud, máxima autoridad sanitaria mundial, recomienda en su estrategia de salud 2014-2023 la integración de las medicinas tradicionales y complementarias, entre ellas la Homeopatía, en los servicios sanitarios de los distintos países.

La homeopatía sí cuenta con evidencia científica. En Pubmed, la mayor base de datos biomédica, puede comprobar la existencia de más de 7.300 artículos indexados1, de los cuales más de 350 son estudios clínicos y más de 260 ensayos clínicos aleatorizados. Como ejemplos: un meta-análisis de Mathie 2014, que incluye 22 ensayos clínicos aleatorizados2, así como el estudio multicéntrico de Michael Frass, aleatorizado contra placebo, a doble ciego y revisado por pares3, publicado en una revista de prestigio internacional como es Oncologist. Estamos a disposición para ampliar estas referencias todo lo que considere.

El artículo traslada la opinión, no contrastada, de José Vicente Soler desde una visión físico-química y, precisamente desde este punto de vista, queríamos compartir con mayor detalle y claridad un aspecto fundamental en el proceso de fabricación de los medicamentos homeopáticos, el proceso de dinamización, que es lo que le confiere sus propiedades terapéuticas.

En la elaboración de los medicamentos homeopáticos se diluye una «cepa» o «sustancia de partida» y después se la somete a una agitación potente: la dinamización4. Esta etapa de [dilución + dinamización] se repite hasta obtener el nivel de dilución deseado para el medicamento (5CH, 9CH, 15CH…).Este proceso de dinamización al que se somete a cada dilución homeopática es el factor clave a la hora de conferir al medicamento homeopático sus efectos biológicos. Y esto se ha podido corroborar mediante análisis físicos, por ejemplo, con la resonancia magnética nuclear5. Estos efectos biológicos no se observarían si la cepa solo estuviera diluida6.

Por lo tanto, la ciencia y las evidencias científicas actualmente disponibles señalan que los medicamentos homeopáticos no son simplemente soluciones altamente diluidas, sino que en su proceso de fabricación es fundamental la dinamización, la cual confiere efectos biológicos específicos a sus principios activos.

Así, atendiendo a lo que dice la ciencia y siendo rigurosos con los datos actualmente disponibles, les solicitamos la publicación de una aclaración ya que consideramos que la información publicada cuenta con errores y es incompleta: “La homeopatía es una terapéutica, reconocida por organismos internacionales. Además, cuenta con evidencias científicas que han demostrado el efecto específico de los medicamentos homeopáticos. En cuanto a su proceso de fabricación, los medicamentos homeopáticos son medicamentos diluidos y dinamizados. La dinamización es esencial en el proceso de fabricación puesto que confiere a los medicamentos homeopáticos los efectos biológicos específicos de sus principios activos. Estos efectos específicos han sido verificados por la ciencia mediante estudios fundamentales de física, química y biología que ya han demostrado que los principios activos homeopáticos tienen propiedades fisicoquímicas y acciones biológicas específicas”.

Quedamos a disposición para cualquier aclaración adicional y esperando respuesta por su parte sobre la publicación.

Dr. Guillermo Basauri

Portavoz de la Asamblea Nacional de Homeopatía

Fuente: https://www.homeopatiasuma.com/