El post de hoy tiene especial sentido para los apasionados del monte, de los viajes a sitios lejanos, los trekkings y el ejercicio físico. Queremos contarles qué tratamiento natural puedes seguir si vas a realizar un trekking en altura (a partir de los 2.400 metros). Hoy: Mal de altura, tratamiento eficaz con homeopatía.

El mal agudo de montaña (MAM) que es conocido coloquialmente como mal de altura es resultado de una falta de oxígeno (hipoxia) del organismo, debido a la altitud. Como sabes, la presión atmosférica disminuye con la altura, lo que afecta directamente en la cantidad de oxígeno y nitrógeno en el aire. Cuanto menos oxígeno respiramos, menos capacidad tenemos para realizar esfuerzos físicos o simplemente tener un procesamiento mental normal. A éste factor le debemos sumar la deshidratación a causa de la pérdida rápida de agua en forma de sudor, que puede aumentar los síntomas del mal de altura.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS?
La rapidez en la que se asciende es la más importante, debe hacerse de forma paulatina y lenta, de manea inversa los síntomas desaparecen al descender a cotas más bajas. En el mal de altura, también afecta la altura inicial desde la que se empieza el trekking, las condiciones físicas en las que se encuentra la persona, aunque este factor es un verdadero misterio, ya que alpinistas profesionales con unas condiciones físicas óptimas sufren a menudo el mal de altura. Y por supuesto influye la susceptibilidad de cada persona.

SÍNTOMAS
Mareos, dolores de cabeza intensos, náuseas y vómitos, falta de apetito, fatiga, nerviosismo, presión baja, trastornos del sueño (tanto somnolencia como insomnio) y elevación del ritmo cardíaco. Las manifestaciones más graves y letales del mal de altura son el edema pulmonar de altitud y el edema cerebral.

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA PREVENIR EL MAL DE ALTURA?
Es esencial que estés en el mejor estado físico posible, pero sobretodo una buena aclimatación es la base de todo. Subir paulatinamente, despacio, sin forzar el cuerpo, y hacer paradas de aclimatación, es decir, detenerse por uno o dos días a descansar cada 600metros de ascensión cuando se está por encima de los 2.400 metros.

También se aconseja hacer excursiones de un día de subida, para exponer al cuerpo a más altitud y volver a bajar a cotas más bajas para darle un respiro al organismo. Durante la jornada de caminata acuérdate de tomar mucho líquido, evitar el alcohol y consumir comidas regulares ricas en carbohidratos.

A parte de todas estas consideraciones (obligatorias), puedes tomar homeopatía para prevenir la aparición de los síntomas. La homeopatía es eficaz para prevenir y tratar enfermedades agudas como crónicas. Tienen la ventaja de no presentar contraindicaciones ni efectos adversos.

EL TRATAMIENTO HOMEOPÁTICO PARA EL MAL DE ALTURA ES EL SIGUIENTE:

– COCA 9 CH
El tratamiento homeopático de excelencia para el mal de altura. Se empieza a tomar de manera preventiva, 3 gránulos o bolitas, un par de veces al día, desde dos semanas antes del viaje, y manteniéndolo durante el viaje, o también puedes aumentar la dosis de 3 bolas 3 veces al día (un total de 9 bolas). En caso agudo, que se noten los síntomas del mal de altura, debería tomarse cada media hora.

– ARNICA MONTANA 9 CH
Un medicamento imprescindible para aliviar traumatismos, dolores musculares o incluso molestias en las articulaciones. Puede administrarse en forma de gránulos o en pomada. Acelera la recuperación de intervenciones quirúrgicas, la cicatrización y la reabsorción de los hematomas. Muy útil para mantener un estado físico óptimo, reducir la fatiga y prevenir la agujetas. Se aconseja tomar 3 gránulos 3 veces al día. Imprescindible añadir al botiquín de viaje una pomada que contenga Arnica Montana, como por ejemplo Fisiocrem, nuestra favorita. Esta pomada contiene altos niveles de extractos activos de plantas. Su uso está extendido hasta los deportistas de élite.

– BELLADONA 9 CH
Un remedio básico en todo botiquín homeopático, con muchísimas indicaciones, considerada la aspirina homeopática. Ayuda a la recuperación de procesos febriles, faringes, otitis, quemaduras, espasmos musculares, contracturas, cólicos intestinales, etc. Un comodín que no debes dudar en usar. Toma 3 gránulos 3 veces al día.

Como ves es un mini-botiquín homeopático, ¿pero de eso se trata verdad? en las travesías de montaña debemos llevar poco peso y sólo cargar con las cosas que son realmente útiles. Es un tratamiento que igual te parece que no sirve para nada, pero te aseguramos que sí. Hace menos de un mes que fui de viaje al Nepal, he hicimos un trekking maravilloso, por el valle del Khumbu, la región del Everest y el famoso hogar del pueblo sherpa, el Solu-Kumbu es un paraíso de sublimes montañas, a una altitud extraordinaria. Seguimos al pie de la letra el tratamiento homeopático que hemos descrito, y alucinamos de sus efectos.

 

Fuente: http://farmaciadronda.com/