A raíz de la noticia que el Gobierno de la India, a través de su Ministro AYUSH ha recomendado un medicamento de Homeopatía para tomar de forma preventiva, con el objetivo de evitar el contagio del coronavirus, se ha levantado mucha polvareda.

Por este motivo desde el Equipo de ABC Homeopatía hemos querido profundizar en el uso y efectividad de la Homeopatía ante las epidemias de enfermedades infecciosas, que se ha venido demostrando desde sus inicios a principios de siglo XIX.

Para hacerlo nos hemos nutrido del maravilloso estudio HOMEOPATÍA Y PROFILAXIS DE ENFERMEDADES que fue publicado en la Revista Homeopática, primavera 2006, nº 56, y subido a las redes por el Dr. Isidre Lara i Llobet en su web Homeopatía Ahora, que puedes visitar para leer el artículo completo.

Homeopatía y profilaxis de enfermedades.

Historia de la Homeopatía y las epidemias
El propio Dr. Samuel Hahnemann, que descubrió y postuló los principios de la Homeopatía, utilizó esta terapia para afrontar varias epidemias de enfermedades infecciosas del siglo XIX. Lo hizo tanto para tratar y curar a pacientes ya contagiados como para administrar a ciertas comunidades, tratando a la población de forma preventiva, para evitar el contagio de varias enfermedades infecciosas de la época.

Efectividad de la Homeopatía para prevenir epidemias
La primera noticia del uso de la Homeopatía de forma preventiva para evitar contagio de enfermedades infecciosas data de 1801, con una epidemia de fiebre escarlata o escarlatina, ante la cual el Dr. Hahnemann prescribió Belladona de forma preventiva a 1.646 niños y niñas, y enfermaron tan sólo un 7’5% frente al 90% que era la tasa de contagio.

Incluso los médicos alópatas se sumaron al tratamiento homeopático
Fue tan grande su éxito con este medicamento (Belladona para la escarlatina) que muchos médicos alópatas adoptaron su protocolo de tratamiento.

Christoph Hufeland, gran médico de Prusia en aquella época (fue médico de Goethe y de Schiller, del Rey de Prusia Federico III y de la reina Luisa de Prusia) apoyó el uso de la Belladona como profiláctico de la escarlatina de tal manera que el gobierno de Prusia hizo su uso obligatorio en 1.838 durante las epidemias de esta enfermedad.

Registro de actuaciones preventivas con homeopía
Desde esa primera actuación de Samuel Hahnemann, con la Belladona y la escarlatina, existen registros de varias actuaciones preventivas con Homeopatía, de las cuales se ha hecho una recogida sistemática de datos que han demostrado su efectividad:

Durante el año 1.902, en una epidemia de viruela en Iowa, el Dr. Eaton informó que 2.806 pacientes fueron tratados con Variolinum. De los 547 pacientes que fueron definitivamente expuestos a la enfermedad, solo 14 la desarrollaron: la tasa de protección fue del 97%.
En 1.957 en una epidemia de polio en Buenos Aires se utilizó un medicamento homeopático (Lathyrus sativa 30 CH) para su prevención. A partir de la aplicación de dicho protocolo no se registró ningún caso de contagio.
El Homeópata William Gutman, en 1.963 refiere una investigación de estudios sistemáticos sobre la efectividad del Influenzinum triple nosode ante la gripe llevada a cabo por 21 médicos homeópatas en tres países que revela un nivel de efectividad del 86%. Un total de 385 personas fueron estudiadas.
En 1.974, durante una epidemia de meningitis en Brasil, 18.640 pacientes recibieron Meningococcinum en dilución homeopática mientras que 6.430 no recibieron tratamiento. En el grupo con homeoprofilaxis hubo 4 casos de enfermedad frente a 32 en el grupo no tratado ( fue 23 veces más efectivo que en el grupo no tratado).

El año 1.987 el médico Homeópata A.D.Fox trató 97 niños con Pertussinum para prevenir la tos ferina. Su estudio al que respondieron el 63% de los pacientes, mostró que como mucho sólo el 18% de ellos habían desarrollado la tos ferina después del tratamiento.
La peor epidemia: la gripe de 1.918
La epidemia más grave de todos los tiempos fue la de la gripe de 1.918. El 20% de la población mundial fue infectada y murieron 20-40 millones de personas.

Durante esta epidemia, la homeopatía fue ampliamente usada tanto para el TRATAMIENTO como para la PREVENCIÓN.

La tasa media de mortalidad con el tratamiento standard era del 2,5-10% mientras que con tratamiento homeopático fallecían el 1% o menos de los pacientes.

Los medicamentos, remedios, que se usaron más ampliamente fueron Eupatorium, Gelseminum, Arsenicum Album, Bryonia, Crothalus Horridus y también algunos nosodes como el Influenzinum creado por el médico homeópata suizo Antoine Nebel.

El Genus Epidemicus
En definitiva se trata que cada enfermedad infecciosa, susceptible de convertirse en una epidemia, tiene un cuadro de síntomas y características que la definen.

Ese cuadro nos lleva a un medicamento o remedio similimum de una particular epidemia o remedio epidémico.

A este medicamento, al Genus Epidemicus, se llega por la observación de los síntomas padecidos por muchas personas en los inicios de la pandemia, para seleccionar aquellos síntomas y características que se manifiestan repetidamente en todas las personas afectadas (y descartar aquellos síntomas que se manifiestan en una persona de forma particular).

Resultados asombrosos durante la epidemia de cólera en 1.949
Siguiendo este principio de buscar el Genus Epidemicus, en 1.949, durante la epidemia de cólera en Europa, el gran Homeópata Boeninghausen consiguió una efectividad asombrosa: la tasa de mortalidad de la época ante la epidemia de cólera era de entre un 54 y un 90%, sin embargo, aquellas personas infectadas por cólera y que recibían tratamiento homeopático se registraba solamente entre un 5 y un 16% de mortalidad.

Genus Epidemicus para curar y para prevenir
Es el mismo medicamento Genus Epidemicus que se administra para curar la enfermedad concreta, es el que también se administra de forma preventiva cuando se ha declarado una epidemia y existe el riesgo de contagio.

¿Cómo funciona la homeopatía para prevenir contagios?
Inicialmente el Dr. Hahnemann buscó aquellos medicamentos o remdios que cubrieran la totalidad de los síntomas que se estaban padeciendo en cada una de las epidemias de las enfermedades infecciosas que azotaban a la población en aquella época.

Se administraba durante 8 o 10 días en los pacientes sanos expuestos a la epidemia. Éste es el caso de la Belladona con la escarlatina o fiebre escarlata.

Historia de los Nosodes
Los primeros en considerar el uso de los Nosodes fueron los Homeópatas Lux y Hering.

Lux era veterinario de Leipzig, contemporáneo de Hahnemann, y aconsejaba dinamizar las secreciones patológicas a la 30 CH para darles a los enfermos. Así mismo, su compatriota Gross en 1.835 preparó el medicamento adecuado contra la viruela que daba a la 3 CH.

Cincuenta años antes de que Pasteur llegase a ser famoso por su vacuna de la rabia, Hering sugirió el uso de Lyssinum, medicamento homeopático basado en saliva de perro rabioso.

Grandes homeópatas que usaron la homeopatía de forma preventiva
Otros grandes homeópatas que emplearon los medicamentos homeopáticos de modo preventivo ante distintas epidemias fueron Burnett (1.844), Kent (1.900), Close (.1920), Shepherd (1.967), Sankaran (1.972), Speight (1.982), Eizagaya (1.991) y muchos otros.

Continuando con los nosodes, Allen, Clarke y Kent hacen también mención de un gran número de medicamentos que pueden ser usados de forma preventiva, como profilácticos, es decir usando la homeoprofilaxis.

La gran médica homeópata Dorothy Shepherd escribió en su libro Homeopatía y enfermedades epidémicas:

“Los nosodes (productos de la enfermedad) son a menudo el más activo preventivo”.

Lessell (1.993) publicó un manual de viaje en el que da consejos tanto para la prevención como para la curación de una docena de enfermedades infecciosas. En este Manual podemos leer;

“Los nosodes utilizados para la inmunización, cuando son correctamente dados, son inmensamente seguros, virtualmente libres de efectos secundarios, y pueden ser dados tanto durante el embarazo como durante la lactancia. Alternativamente puede darse otro remedio distinto del nosode de manera preventiva que sería usado para tratar la enfermedad en cuestión. Tales remedios son generalmente muy seguros“.

El caso curioso de Collet
En el capítulo de la isoterapia (utilizar tejidos o líquidos de un propio enfermo, para homeopatízarlos y administrar posteriormente para su curación) es preciso nombrar a Collet, médico misionero que publicó en 1.898 después de una larga experimentación un libro completo sobre la isopatía.

Collet, enviado por su orden a una misión en Mossoul, ciudad del norte de Irak, se encontró que no tenía ningún medicamento a su disposición y acordándose de los trabajos de Lux tuvo la idea de utilizar las excreciones de los enfermos para curarlos, sobre todo la saliva aunque también pus, sangre y orina.

Trató muchas afecciones con resultados variables.

Homeopatía preventiva en Australia
Isaac Golden, es un homeópata australiano con gran experiencia en la homeoprofilaxis, ha recolectado información estadística durante más de 12 años usando medicamentos homeopáticos de forma preventiva para evitar el contagio de determinadas enfermedades.

Asegura que la profilaxis homeopática ofrece un alto nivel de protección frente a enfermedades específicas, resulta un método no tóxico de prevención que estimula la respuesta curativa, lo que a veces resulta en leves reacciones por parte de los pacientes y ofrece un significativo nivel de protección, al menos comparable con el de los programas de vacunaciones estándar.

Según su experiencia, no existe ningún problema en dar medicamentos homeopáticos cuando el paciente no presenta la enfermedad, no existe ningún efecto disruptivo en el organismo y afirma que el uso juicioso de los homeoprofilácticos se asemeja al proceso de realización regular de provings y según su investigación empírica deja muy claro que todos sus pacientes infantiles que usan su programa de prevención por medio de medicamentos homeopáticos gozan de una excelente salud.

El caso de la encefalitis japonesa, en la India
También en la India se ha llevado a cabo con gran éxito por parte del Department of Indian System of Medicine & Homeopathy un programa de homeoprofilaxis (administración de medicamentos homeopáticos de forma preventiva) contra la encefalitis japonesa en el estado de Andhra Pradesh.

El programa consistió en administrar Belladona, Calcarea carbonica y Tuberculinum en serie a todos los niños y niñas del estado de acuerdo con un calendario establecido.

Cada medicina se daba con un intervalo de dos semanas después de la anterior y era seguida por una dosis de “recuerdo” de Belladona al cabo de un mes.

El pico de incidencia y de mortalidad de la enfermedad era en 1.986 de 2.083 casos y 638 muertes. Después de la introducción del programa en 1.999 la incidencia y el número de muertes disminuyó a 343 y 72 en el año 2.000, 33 y 4 en el año 2.001 y no hubo ninguna muerte en 2.002.

Aunque otros factores puedan también ser responsables en la reducción de la morbilidad (tasa de personas que se infectan) y mortalidad, la homeopatía también ha jugado un importante papel.

Conclusiones de la autora
Hay datos que ofrecen pruebas de la seguridad y eficacia de la homeoprofilaxis pero la generalizada sustitución como una alternativa segura a la vacunación alopática deberá evitarse.

El caso de Brasil ante el dengue
En 2009 Brasil registraba un remedio homeopático contra el dengue sin necesidad de receta. La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) registró un remedio homeopático contra el dengue, que se comercializó en las farmacias del país sin necesidad de receta.

El medicamento, conocido como Proden y desarrollado por el médico e investigador de la Facultad de Medicina de San José de Río Preto Renan Marino, fue administrado en 2007 a los habitantes de esta localidad, que aquel año sufría una epidemia de dengue.

En total, fueron distribuidas cerca de 20.000 dosis a la población, en una iniciativa que fue cuestionada por la Secretaria de Estado de Salud, que entonces acabó por prohibir el producto, pues su eficiencia aún no había sido comprobada científicamente.

Para el Gobierno del Estado de Sao Paulo, en aquella ocasión la oferta del producto se estaba haciendo a personas sin dengue y la distribución incumplía algunas reglas de manipulación.

Sin embargo, Marino afirmó que el 80 por ciento de los pacientes que tomaron el remedio, a base de sustancias extraídas de una planta, un mineral y de veneno de cobra, no contrajeron dengue.

Según el médico, “las investigaciones demostraron que quien toma el medicamento sin padecer la enfermedad tiene protección y quien lo toma estando enfermo disminuye la duración del cuadro y evita los problemas hemorrágicos”.

Marino aseguró que, con el uso de este compuesto, el cuadro de dengue “tiene una duración de cinco a siete días”, mientras que normalmente la dolencia se puede alargar durante dos y tres semanas.

Actualmente, la ciudad de Río de Janeiro, la segunda en número de habitantes en Brasil, está en alerta por el aumento de un 600% de casos de dengue durante el mes de enero de 2020 , que superaron el promedio nacional y evocan la epidemia vivida en 2008.

La experiencia extraordinaria de Cuba
La experiencia de Cuba en este sentido es extraordinaria y lo explica así de claro, y en una frase magistral, la máxima exponente de la homeoprofilaxis (acción preventiva con medicamentos homeopáticos), la Dra. Concepción Campa:

“En el mundo de la investigación sobre vacunas siempre se ha soñado con descubrir una vacuna oral, que no necesitase la cadena de frío, sin reacciones adversas, barata, flexible para cambiar dependiendo del gérmen que ocurriera, con rápidez suficiente para detener las epidemias…. ese sueño describe exactamente lo que se puede hacer con la homeoprofilaxis” es decir, con la prevención mediante Homeopatía.DRA. CONCEPCIÓN CAMPA

La Doctora e investigadora Concepción Campa fue la creadora de la única vacuna convencional con eficacia probada en el mundo para combatir la meningitis B y C, y fue Presidenta y Directora General del Instituto Finlay de Vacunas (Ver currículo de la científica y médica Concepión Campa aquí) pero que una vez descubrió la Homeopatía se ha convertido en una de sus máximas defensoras e investigadoras de la prevención de enfermedades mediante la Homeopatía, la homeoprofilaxis.

Así pues, en Cuba se han desarrollado medicamentos homeopáticos para prevenir importantes enfermedades infecciosas​ entre la población cubana, como son la Hepatitis A, conjuntivitis, dengue, cólera, gripe o neumococo obteniendo un rotundo éxito y siendo ejemplo a nivel internacional.

Quizás te interesa nuestro artículo Cuba triunfa con las vacunas homeopáticas.

India y el coronavirus
En este enero de 2.020 ha saltado la noticia del coronavirus, cuya propagación se ha iniciado desde la ciudad china de Wuhan, saltando todas las alarmas a nivel mundial.

En este escenario. el pasado 31 de enero el Gobierno de la India, a través de su ministro AYUSH (Ministerio de Ayurveda, Yoga y Naturopatía y Homeopatía) hacía público a traves de un comunicado en prensa, un aviso al conjunto de la población de la India, para prevenir el contagio del coronavirus con un tratamiento de Homeopatía: Arsenicum Album 30 CH, tres días a primera hora de la mañana.

Lee más información sobre la medida de prevención del contagio del coronavirus por parte del Gobierno de la India, con Homeopatía, en nuestro artículo: Homeopatía para el coronavirus

Desarrollo tecnológico y pandemias
El problema es que hoy en día, con la evolución tecnológica en los sectores de la movilidad, el transporte y las comunicaciones, la posibilidad de expandir un virus es altísima y el conocimiento e información que nos llega de todo ello es también muy elevada.

Afortunadamente ese mismo desarrollo tecnológico permite a la comunidad científica, médica y política actuar para controlar la expansión de la epidemia, de una forma mucho más efectiva que en décadas pasadas.

Fuente: https://abchomeopatia.com/

Puedes ver la nota completa en: https://abchomeopatia.com/homeopatia-epidemias/