Seleccionar página

“Lo similar cura lo similar”. La información de aquello que te enferma, también te puede sanar. Es lo que sostiene la homeopatía, el procedimiento curativo ideado por el Dr. Samuel Hahnemann, que no solo es eficaz para las personas, sino también para los animales y las plantas.

Los remedios homeopáticos sirven para combatir pulgones y hongos, reforzar las plantas ante el frío o favorecer su desarrollo, entre otras muchas indicaciones. No son fantasías. Los agricultores ecológicos, que se juegan sus ingresos, lo saben bien y por eso recurren a la homeopatía para evitar los tratamientos con productos químicos que tienen prohibidos.

La investigación en este terreno está en auge, como demostró el exito de las Segundas Jornadas Técnicas sobre Homeopatía Agrícola, organizadas por el Centro de Estudios Rurales y de Agricultura Internacional (CERAI) y celebradas el pasado mes de marzo en Zaragoza, donde se reunieron ingenieros agrícolas especializados en el tratamiento homeopático como Nuria Cuch, experta en el control de insectos en árboles frutales, o Inna Herraiz.

La homeopatía resulta especialmente eficaz para tratar todas aquellas afecciones de las plantas relacionadas con los efectos del tiempo o las situaciones estresantes, como el cambio de lugar. Demasiada lluvia, granizo: Arnica; heladas: Aconitum; tiempo bochornoso: Natrium sulphuricum, por ejemplo. También se pueden emplear los gránulos preventivamente en caso de tiempo húmedo, antes de que los hongos campen a sus anchas.

Cómo tratar las plantas con homeopatía

Elección correcta del remedio
Al igual que sucede en los seres humanos, con las plantas también es importante averiguar las posibles causas de la enfermedad. Hay que preguntarse, por ejemplo, ¿qué síntomas da la enfermedad?, ¿qué la desencadenó?, ¿es debida a un mal emplazamiento de la planta?, ¿hay un déficit de nutrientes por un cuidado inadecuado? Si no se descubren las causas hay que interpretar los síntomas. La planta reacciona rápidamente a la homeopatía y muestra si le está ayudando o no.

Método a seguir
• Emplear sólo un remedio, no hacer mezclas.
• Disolver las bolitas en cucharones de madera, porcelana o plástico.
• Regar con el agua homeopática por la tarde o antes del mediodía.
• No pulverizar si el día es ventoso.

Dosificación
Las potencias C más altas (C30 o C200) son apropiadas para tratar enfermedades, parásitos o efectos de meteorología adversa.
• Para el jardín: se machacan entre 6 y 8 glóbulos con una cuchara de plástico o madera en 150 ml de agua. Esta agua se diluye en 10 o 30 litros de agua, en función de la cantidad de agua que se necesite. El agua resultante se puede emplear para pulverizar o para regar.
• Las plantas de interior necesitan dosis más altas: 4 glóbulos del medicamento machacado con cuchara de plástico en 1 l de agua, luego hay que remover vigorosamente. Con esta mezcla se pulverizará (a ser posible en exterior) o se regará la zona de las raíces y las hojas. No aplicar en caso de sol intenso ni de noche.
• Los árboles se riegan en la base del tronco. Lo mismo sucede con los tomates, nunca se deben regar las hojas.

Las potencias D más bajas tienden en general a actuar como un abono y para combatir los caracoles. También como remedio reconstituyente y de fortalecimiento.
• Abonado: se toman 80 glóbulos D6 y se disuelven en 10 l de agua. Se remueve bien y se riega con el agua la zona de las raíces.
• En el caso de tener caracoles es de gran utilidad el remedio Helix tosta D6, disolviendo 1/2 cucharadita de glóbulos en 10l de agua.
• Como reconstituyentes y reforzantes se emplean remedios a base de calcio y magnesio en la potencia D6.

Después de la administración de medicamento se deben seguir las siguientes reglas:
• Si se ve mejora, no se repetirá la administración.
• Cuando no se aprecie mejoría, se repetirá la aplicación con una potencia mayor.
Cuando tras la primera administración la planta se recupera de forma evidente, hay que cambiar la medicación.

Medicamentos de la farmacia homeopática del jardín

ACONITUM
Características: la planta muestra alteraciones –se mustia o se seca– de manera muy rápida.
Daños relacionados con el clima:
• Consecuencia de viento frío y seco del norte.
• Consecuencia de un viento o vendaval repentino y frío.
• Consecuencia de días calurosos, con sol intenso, y noches muy frías.

ARNICA MONTANA
Efectos generales:
• Consecuencia de golpes, caídas.
• Muy buen remedio reconstituyente para todo tipo de plantas.
• Promueve la buena “circulación” , las plantas reciben nutrición del tallo a la punta de las hojas.
Daños relacionados con el cuidado y el cultivo:
• Heridas por poda.
• Heridas al trasplantar o cambiar de maceta.
Daños relacionados con el clima:
• Tras heridas de la planta como consecuencia de granizada o vendaval.

ARSENICUM ALBUM
Efectos generales: indicado en caso de crecimiento débil.
• Las plantas se quedan pequeñas y tienen aspecto demacrado.
• Las plantas se secan con rapidez.
Daños relacionados con el cuidado y el cultivo:
• Envenenamiento por ejemplo por pesticidas de origen químico.
Daños relacionados con el clima:
• El suelo tiene grietas secas.
• Tras calor y períodos de sequía prolongados.

CALCIUM CARBONICUM
Características: Remedio reconstituyente importante (potencia D6). Se emplea como abono; buen remedio para empezar el crecimiento de la planta.
• Estados de debilidad, enanismo, brotación deficiente.
• Tallos demasiado débiles para la planta que tienden a caerse.
Características:
• Sensibilidad demostrada al agua de riego fría.
• Sensibilidad al aire frío.

CARBO VEGETALIS
Efectos generales: para fortalecer la planta.
Enfermedades específicas:
• Desecamiento de la raíz, monilinia.
• Masas tumorales, afectación de hongos.
Daños relacionados con el cuidado y el cultivo:
• Afectación por hongos tras poda de árboles o arbustos (en la zona de corte).
Daños relacionados con el clima:
• Consecuencia de exposiciones a frío, congelación.
• Envenenamiento por ácidos, lluvia ácida.
• Tras cambio de tiempo de temperaturas calientes a tiempo frío.

CIMIFUGA
Características constitucionales:
• Sensibilidad ante frío húmedo.
Plagas:
• Es muy eficaz contra los pulgones de los rosales. Cuprum es un buen remedio a seguir tras la aplicación de cimicifuga.

CUPRUM METALICUM
Efectos generales: para fortalecer la planta.
Plagas:
• Ataques de insectos, plagas en general.
Enfermedades específicas:
• Desecamiento de la raíz, ataques de hongos.
• Oídio.
Daños relacionados con el clima:
• Consecuencia de lluvias mantenidas durante varios días.
• Tras viento seco y frío.

NUX VOMICA
Características constitucionales:
• Sensibilidad a las corrientes de aire.
• Plantas con tendencia a estresarse (camelias, mimosas).
Plagas:
• Ácaros de varroa en el caso de las abejas (desencadenado por pesticidas empleados en los frutales).
Daños relacionados con el cuidado y el cultivo:
• Consecuencias de cambios de maceta(=estrés para la planta).
• Envevenamiento por plaguicidas en la propia planta.
Daños relacionados con el clima:
• Consecuencias de granizadas junto con clima frío.
• Consecuencias de frío directo en la zona de las raíces (muy apropiado para climas de alta montaña).
• Tras cambios de tiempo de: de invierno cálido a invierno frío.

PETROLEUM
Efectos generales: remedio reconstituyente para plantas debilitadas.
Características constitucionales:
• Sensibilidad al frío.
• Sensibilidad a las corrientes de aire.
Daños relacionados con el cuidado y el cultivo:
• Consecuencias de déficit de luz.
• Tras períodos de hibernación mal llevados (planta colocada en lugar demasiado oscuro o demasiado frío).
• Consecuencias de temperatura interior demasiado caliente y seca.
Plagas:
• Cochinillas.
• Cochinillas de la harina.
• Plagas en cultivos esclerófilos (laurel, naranjo, limonero, adelfas, filodendro…).
Daños relacionados con el clima:
• Consecuencias de frío y heladas intensos.
• Heridas de rotura debidas al frío.

RHUS TOXICODENDRON
Características constitucionales:
• Sensibilidad a las corrientes de aire.
Enfermedades específicas:
• Rincosporiosis.
• Infección bacteriana.
• Ataques de hongos.
• Enfermedad del punto negro (que se da en rosas).
Daños relacionados con el clima:
• Consecuencias de tiempo húmedo y frío.
• Tiempo cambiante, sobre todo de cálido a frío.

SULPHUR
Efectos generales:
• Las plantas necesitan mucha agua, están muy “sedientas” . Tras una aplicación de sulphur las plantas absorben agua con más facilidad, de ahí que la planta se recupere y se haga más fuerte.
• Remedio reconstituyente tras superar una tumoración.
Enfermedades específicas
• Oídio.
• Ataques de hongos.
Plagas:
• Remedio universal contra insectos.
Daños relacionados con el cuidado y el cultivo:
• Intoxicaciones por uso de pesticidas.
• Descuido de la planta.
Daños relacionados con el clima:
• Consecuencia de agua estancada.
• Consecuencia de calor, déficit de agua.
• Tras cambios de tiempo empeoramiento del tiempo de frío a caliente.

THUJA
Efectos generales: cuando la primavera o el verano son muy húmedos, la Thuja puede proteger la planta.
Enfermedades específicas: 
• Desecamiento de la raíz, monilinia.
• Oídio, ataques de hongos.
• Enfermedad de la hoja rizada, cáncer.
• Enfermedades provocadas por virus que cursan con excrecencias verrugosas.
Daños relacionados con el clima:
• Consecuencias de frío y humedad.
• Consecuencias de lluvia duradera y de humedad mantenida.
• Hongos debidos a tiempo frío con niebla, muy bueno también para plantas de alta montaña.
• Hongos debidos al calor.

Pequeños trucos para poner en práctica

Para mejorar la cosecha de tomates
Día 1: Calcium-carbonicum D6.
Día 2: Kalium-phosphoricum D6.
Día 3: Magnesium-phosphoricum D6.
Por cada remedio se cogen 40 glóbulos y se disuelven en 10 l de agua. Una vez disueltas, se riega con este agua las raíces de las tomateras. Además de mejorar la cosecha, este remedio evita que se hagan surcos en los tomates.

Pulgones sobre los rosales

En este caso se usará Cimicifuga C30 (entre 6 y 8 glóbulos disueltos en 30l). Regar la rosa de arriba abajo (una vez). Lo normal es que los pulgones hayan desaparecido a los tres días. Si en algún momento vuelven, sólo hay que repetir la operación.

Mantener frescos más tiempo los ramos de flores.

Tras cortarle un poco los tallos, se le añaden dos glóbulos de Staphisagria C200 al agua.

 

Fuente: https://elcorreodelsol.com/