Seleccionar página

¿Qué es?
El aloe vera es una de las 250 especies de aloe conocidas en el mundo que habita principalmente en zonas desérticas o semidesérticas, donde se da el clima más adecuado para su crecimiento. Está formada por un grupo de hojas que parten de un tronco y del que salen ocasionalmente, dos o tres veces por año, un tallo con flores amarillas. Además, de las hojas del aloe vera se extrae un zumo usado con fines terapéuticos.

Según Lanzaloe, especialistas en aloe vera de Lanzarote, las propiedades del aloe pueden ayudar al aparato digestivo, locomotor o respiratorio. No obstante, todos los tratamientos deben ser consultados previamente a los profesionales médicos, ya que los especialistas son los que deciden qué utilizar en cada caso para que no interfiera con ningún otro medicamento que el paciente esté utilizando en la actualidad o comprobar que no sea alérgico a la planta.

Beneficios del aloe vera
El aloe vera regula el pH del aparato digestivo evitando afecciones como úlceras, digestiones lentas o pesadez estomacal. También, en algunos casos, aplicando un gel sobre el punto de dolor desaparecen las molestias de la cabeza.

Por otro lado, los expertos subrayan que inhalar los vapores de hojas de aloe vera hirviendo mejora la respiración de las personas que padecen asma, bronquitis, resfriados o catarros y también se emplea para el alivio de los síntomas de enfermedades como la artrosis o la artritis.

Igualmente, el aloe aporta numerosos beneficios a nuestra piel, ya que su alto contenido en aminoácidos, es capaz de proporcionar una limpieza en las tres capas de la piel. Asimismo, previene las estrías que se producen durante el embarazo o en las variaciones de peso.

Acné
El uso más popular del aloe es para el tratamiento del acné, ya que permite regenerar los tejidos desde el interior hacia el exterior, absorbiendo el exceso de grasa.

Los expertos aconsejan que cuando hay presencia de acné se debe lavar bien la cara con jabón de aloe vera por la mañana y noche.

Afeitado y depilación
El aloe vera es ideal después del afeitado, ya que aporta frescura y regenera rápidamente. En la depilación, evita las erupciones, granitos o rojeces que salen como consecuencia de la cuchilla o la cera.

Cabello dañado
Nos podemos encontrar con varios tipos de problemas en el cabello como sequedad, la caída del mismo o caspa. “El aloe debería ser un ingrediente principal en todos los productos para el cabello, ya que es rico en minerales y vitaminas que aceleran su crecimiento”, afirman.

De hecho, las propiedades del aloe vera permiten rejuvenecer los folículos capilares que son los encargados de prevenir la calvicie o la alopecia.

Celulitis y estrías
El aloe vera es ideal para combatir la celulitis porque limpia y elimina las toxinas que la causan. Aunque, los especialistas recuerdan que hay que combinarlo con ejercicio, agua y una dieta equilibrada.

Además, el aloe ayuda a reparar los tejidos de la piel y a restaurar el colágeno que ha roto al aparecer las estrías.

Heridas y cicatrices
El aloe vera es uno de los mejores regeneradores celulares debido a la alantoína que posee. Por ello, su uso ayuda a curar una herida más rápido y a reducir las cicatrices.

Picaduras de insectos y mordidas
En estas situaciones, el aloe es un gran aliado, ya que alivia de forma inmediata y ayuda a bajar la inflamación.

Pies cansados
Cuando nos encontramos con los pies cansados por estar muchas horas de pie o con dolores por otros factores, recomiendan introducir los pies en agua caliente e ir masajeándolos con los productos de aloe vera, porque son ideales para aliviar el dolor debido a su efecto revitalizador.

 

Fuente: https://cuidateplus.marca.com